Slide background

Blog de Solmicro

¿Qué sabes de soluciones de gestión, ERP y recursos humanos?

SABER MÁS

rrhh

Desde este punto de vista, resulta imprescindible que la empresa implemente técnicas para mejorar la gestión de sus recursos humanos que contribuyan a potenciar el capital humano.

¿Sobre qué áreas es importante intervenir para que la empresa pueda mejorar su gestión de RRHH? ¿Cuáles son las técnicas que hay que aplicar para conseguir resultados positivos? En este post te lo contamos.

Técnicas para mejorar la gestión de RRHH que debes tener en cuenta

En los últimos años, el Departamento de RRHH se ha convertido en el encargado de gestionar uno de los activos estratégicos más importantes de la empresa.

Los recursos humanos están enfocados en diferentes áreas de trabajo: la motivación, la comunicación interna, el clima laboral, la formación y la cooperación entre departamentos.

Si queremos mejorar la gestión de los RRHH, debemos aplicar medidas para facilitar la administración, mejorar los sistemas de medición e implementar planes y sistemas de trabajo que conduzcan a la empresa a conseguir sus objetivos.

Si las estrategias de RRHH se enfocan en cuáles deben ser las áreas prioritarias para lograr esos objetivos (cómo lo vamos a conseguir), las técnicas de RRHH se refieren a las medidas o acciones concretas que hay que aplicar.

En este sentido, conviene incidir en una serie de aspectos cruciales en la empresa del siglo XXI:


1. Técnicas para mejorar la motivación y el clima laboral

El clima laboral se mueve en diferentes dimensiones. La relación empresa-empleado y las relaciones empleado-empleado.

Las personas llegan a las empresas con unas expectativas (salario, posibilidades de ascenso, posibilidad de obtener primas o recompensas, etc.) que no siempre se cumplen. Además, también puede haber conflictos laborales derivados de la relación del trabajador con otros trabajadores, o con puestos directivos, debido a las decisiones empresariales.

Si quieres mejorar el clima laboral en tu empresa, necesitarás conocer en profundidad las expectativas de tus empleados mediante la realización de encuestas internas, así como la elaboración de un plan orientado a resolver los conflictos, de modo que las expectativas de la empresa y las del empleado queden satisfechas.

2. Técnicas para mejorar la comunicación interna

Los conflictos laborales, ante los que a veces hay que realizar planes de choque, se van desarrollando a lo largo del tiempo por la falta de comunicación interna.

Los problemas de comunicación interna pueden deberse a:

  • Ausencia de canales de comunicación y participación de los empleados que permitan un acceso común al conocimiento de la compañía.
  • La prevalencia de una comunicación unidireccional, desde un liderazgo autoritario hacia una plantilla pasiva, que carece de herramientas y canales para expresar sus propuestas.
  • Dejar todo en manos de la espontaneidad de cada cual, de modo que toda la comunicación interna se lleve a cabo mediante la iniciativa personal, fomentando un ambiente laboral con una comunicación ineficiente y distorsionada.

Un requisito imprescindible para mejorar la comunicación interna es disponer de las herramientas tecnológicas adecuadas: portal del empleado, software de RRHH, gestión de reuniones, gestión de las relaciones entre departamentos y sistemas de gestión de propuestas pueden ser de gran ayuda para facilitar una comunicación vertical y horizontal eficaz.

El portal del empleado permite a los trabajadores disponer de un canal de comunicación y participación en el que aportar sus ideas y expresar sus expectativas, además de que se automatizan muchas tareas administrativas de menor importancia.

Un requisito imprescindible para mejorar la comunicación interna es disponer de las herramientas tecnológicas adecuadas: portal del empleado, software de RRHH, gestión de reuniones, gestión de las relaciones entre departamentos y sistemas de gestión de propuestas pueden ser de gran ayuda para facilitar una comunicación vertical y horizontal eficaz.

3. Técnicas de RRHH: gestión de competencias y evaluación del desempeño

¿Cómo sabemos para qué está capacitada nuestra plantilla y qué funciones puede desempeñar? ¿Disponen los empleados de la formación adecuada para cumplir con los planes de la empresa? ¿Hasta qué punto cada profesional es eficaz en el desarrollo de sus competencias?

La gestión de competencias está muy relacionada con los factores productividad y rentabilidad. Del aprovechamiento del talento humano que hay en la plantilla podemos establecer los procesos internos necesarios para conseguir los objetivos de la empresa.

Muchas veces, la falta de conocimiento sobre la realidad de nuestra plantilla nos impide elaborar organigramas eficaces, así como planificar nuevas estrategias acordes a nuestro potencial. También puede haber un desajuste entre las competencias de los miembros de la plantilla y las competencias necesarias para llevar a cabo las estrategias diseñadas por la dirección, ante lo que podría ser importante un plan de formación o la contratación de nuevos perfiles laborales.

Implementar técnicas de RRHH que permitan medir y verificar el desempeño de los trabajadores en sus respectivos cargos ayuda a alcanzar los objetivos de la organización. Por ejemplo, los sistemas de control de presencia ayudan a mantener el control sobre la productividad; o también las sesiones de mentoring y coaching empresarial para desarrollar las habilidades necesarias que mejoren la preparación y disposición de la plantilla para realizar nuevas funciones.

Existen otras muchas técnicas para mejorar la gestión de los RRHH (desde los sistemas de incentivos, a las técnicas de análisis de problemas internos).

Si queremos resolverlos, debemos apostar por la automatización de las tareas administrativas y la creación de canales internos de comunicación eficaces que permitan incidir sobre la productividad, la rentabilidad y el clima laboral.

 

¿Qué te ha parecido? Opina: